dissabte, 19 de desembre de 2009

¿SÓLO? ...ESTRÉS

Solemos decir que estamos estresados con demasiada facilidad; cuando estamos cansados,en ocasiones o cuando tenemos poco tiempo.

Hoy he tenido un encuentro diferente con el Sr. estrés, le he conocido personamente y la verdad, no me ha resultado nada agradable.

Hace días que me ronda, sabía que estaba mal pero teniendo en cuenta las circunstancias que me rodean últimamente no me parecía nada fuera de lo normal. A parte de los desarreglos menstruales por los que ya he pedido cita al ginecólogo, llevaba un par de semanas con ganas de llorar, tristeza, dolor de cabeza (a esta última no le daba ninguna importancia, estoy acostumbrada a la cefalea tensional) etc. pero lo más destacable era la dificultad de concentración, sobre todo cuando alguien me hablaba, era como si sus palabras chocaran contra mi frente y por más que intentaba poner atención, no lo conseguía , lo que me provocaba una sensación muy desagradable de frustración, sobre todo, en el aspecto profesional. Pero cómo estoy acostumbrada al ritmo "loco" de mi vida intentaba relajarme pensando que cuando pasara la "mala época" que estoy atravesando todo cambiaría.

Pero hoy, hoy sí que me he asustado:

tenía una reunión con un cliente importante, (suerte que nos une una relación de años y nos conocemos bien) después de terminar con los temas que teniamos pendientes, mi diccionario mental ha empezado a descodificarse y era incapaz de encontrar las palabras adecuadas, era consciente de mis lapsus y él también, así que cuando se me ha quedado mirando con dos interrogantes en los ojos, le he dicho:

- "Perdona, no sé que me pasa..."
-No te preocupes, sé por lo que estás pasando.

Me ha tranquilizado su comprensión. He subido en el coche dispuesta a volver a la oficina. Sonaba una canción y he comenzado a cantar "...y ahora lloras..." tres simples palabras que sabe pronunciar cualquier niño de tres años...pero yo no podía:

" y orara rollas"
" y raore oroas"
"y lloora horoas"....

No exagero ni un ápice al decir que durante diez minutos de camino, no he conseguido pronunciar bien esas tres palabras. ¿Qué me estaba pasando? seguía intentando concentrarme, visualizaba esas palabras escritas y las decía lentamente en voz alta , pero eran otras muy distintas las que salían de mi boca. Cada vez estaba más nerviosa y angustiada. He llegado a la oficina buscando el consuelo y la ayuda de mi compañera de trabajo, había una cliente. En cuánto he llegado se ha dirigido a mí, pero yo no quería hablar porque por lo visto había perdido esa facultad, y simplemente he sonreído, pero al final ha preguntado y no he podido evitarlo, he contestado lentamente intentando que no me ocurriera pero me era prácticamente imposible pronunciar bien y mi lenguaje resultaba completamente carente de sentido. Y otra vez , cómo he podido : "perdón , no sé que me está pasando..." La Señora me ha sugerido que fuera al CAP diciendo que podía ser estrés" Así lo he hecho.

Nunca, jamás, había pasado tanta vergüenza, aunque hoy no me resultaba nada divertido.

Cuando he llegado ya había recuperado un poco el habla pero al entrar en el edificio, no lo he reconocido, he pensado: Uy! ¿qué pasa aquí? ¿han hecho obras? ¿Por donde se entra ahora? Dudas que han durado el tiempo que dura ese pensamiento porque enseguida me he dado cuenta de que todo seguía igual que antes. He pensado que aquella confusión mental, tal vez tendría que ver con el alzheimer.

La doctora me ha tomado la presión: 19.8/ 13

Ha empezado a hacerme preguntas personales y yo se lo he soltado todo, entre temblores, lágrimas y vergüenza. Una hora y media de visita. (Un encanto de persona, cualquier día le regalo un ramo de flores!)

Me ha tranquilizado descartando cualquier tipo de disfunción cerebral, derrames, embolias ,apoplejías etc (el derrame era lo que yo más temía) y me ha dicho que era estrés.

Al acabar la visita, ya más tranquila me ha vuelto a tomar la tensión y ya había bajado a 17/9.
(Y ahora, a estas horas de la madrugado ya estoy a 13/7).

Me ha recetado "tranxilium", siempre me he negado a tomar este tipo de medicamentos pero hoy, me ha faltado tiempo para ir a la farmacia y tomarmelo sin ningún reparo.

Después he llamado al servicio de urgencias de la mutua y también a un neurocirujano amigo mio y me han dicho exactamente lo mismo que la Dra. de cabecera.

No tenía ni idea de que el estrés pudiera provocar estos síntomas. Realmente me he "acojonado" y me he sentido francamente mal, creo que hoy puedo entender mejor a las personas que se sienten frustradas por los primeros efectos de enfermedades cómo el alzheimer, entre otras.

A partir de ahora, creo que no volveré a decir que estoy estresada con tanta ligereza.

.

dijous, 12 de novembre de 2009

QUÉEEEEEEEEEEEEEEEE!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Como estoy “malita” y me he quedado en casa, esta mañana he puesto las noticias en la tele. He cogido una noticia a medias, que me ha sorprendido, por lo que hoy voy a cambiar un poco la línea de este blog para comentarla.
Me ha parecido entender, corríjanme si me equivoco, que en la comunidad de Extremadura se pretende incorporar la enseñanza de la masturbación en la educación sexual con el objetivo de evitar la prostitución. La perplejidad no me ha permitido reaccionar en un primer momento aunque al cabo de unos instantes mi disco duro a empezado a trabajar.
Teniendo en cuenta que nuestra visión de las cosas está siempre basada en nuestras propias experiencias he llegado las siguientes conclusiones:

1- ¡NUESTROS POLÍTICOS NO SABEN MASTURBARSE!
Razón por la cual, con toda la buena intención, pretenden enseñar tan útil practica a las generaciones futuras para que no sean tan ineptas sexualmente como ellos.

2- ¡NUESTROS POLÍTICOS ESTAN TRAUMATIZADOS!
Ahora comprendo el motivo por el cual nuestros políticos son tan corruptos, manipuladores, mentirosos, ineptos, arrogantes, y muchas veces…gilipollas. Porque no saben masturbarse. Y eso, claro , es un trauma que arrastran desde su juventud sin haberlo podido superar lo cual es como una bomba de relojería a punto de estallar que se manifiesta por esas actitudes negativas.

¡Pobres! y yo que los tenía en tan mal concepto y ahora resulta que sólo son unos pobres reprimidos dominados por los efectos de una sobrecarga seminal acumulada por los años por desconocimiento de la masturbación.

3- NUESTROS POLÍTICOS VAN DE “PUTAS”
Porque si el objetivo de impartir clases sobre la masturbación es evitar la prostitución, parece evidente que quien no sabe masturbarse utiliza este recurso.

¿Quién narices habrá llegado a esta conclusión?

4- ¿ESO...NO SERÍA DELITO?
Llegada a este punto se me abre algún interrogante: ¿A qué edad habrán pensado estos iluminados políticos que se deberían empezar a enseñar estas prácticas sexuales, a los doce,a los trece...? Porque…¿Qué pasaría si la policía encontrara a alguien abusando sexualmente de un menor y si el agresor en su defensa alegara no estar abusando de él sino enseñándole a masturbarse? Aún dirán que está haciendo un favor a la sociedad. Ya me supongo que cuando hablan de enseñar se referirán únicamente a clases teóricas , faltaría más , pero no es la ley “tan interpretable”, no abre eso muchas puertas al abuso “práctico”?

5- NUESTROS POLÍTICOS SON IMBÉCILES
Y sin embargo creen que lo somos nosotros. Lo que deben hacer es dedicarse a su trabajo que actualmente se reduce a solucionar la crisis económica en la que estamos inmersos.
Hay que ser rematadamente imbécil para pretender enseñar a nuestros hijos algo que no necesita aprendizaje, que se ha aprendido sin clases desde el principio de los tiempos porqué se trata de un instinto innato en el ser humano, aunque claro, hay que ser humano para saberlo.

Un mundo gobernado por imbéciles...

En conclusión, si nuestros políticos no saben masturbarse, si están traumatizados, si van de putas, si rozan el delito (teórico, eso sí) y si son imbéciles…

¿NO SERÍAN ELLOS LOS QUE DEBERÍAN TOMAR CLASES SOBRE LA MASTURBACIÓN Y ASÍ EVITARÍAMOS TODO LO DEMÁS?

.
.
.
.
PD: HUMOR A PARTE...
.
.
¿El nivel educativo de este pais es tan alto como para permitirse incorporar más gilipolleces a la enseñanza?

¿Les preguntarán a los alumnos si desean participar en esas clases?

¿No creen que es mejor descubrir la sexualidad que estudiarla, no le resta el estudio espontaneidad, inocencia e ilusión?

¿De verdad creen que se recurre a la prostitución por desconocimiento de la masturbación? (esto me produce risa)jajaja (no será por un exceso de masturbación ?)

¿No creen que los jovenes de hoy en día nos dan 50 vueltas, sexualmente hablando, para que vayamos queriéndoles enseñar cómo practicarlo?

Como supongo que sabrán que al alcanzar la mayoría de edad, todo el mundo sabe ya cómo masturbarse, ¿Piensan pedir permiso a los padres de los alumnos para poder enseñar a sus hijos a hacerlo antes de que alcancen esa edad?

¿No es verdad que si antes la iglesia comía el coco a los niños en la escuela reprimiendo los instintos sexuales, ahora son estos politiquillos de pacotilla los que quieren comérselo en sentido contrario?


Se me plantean infinidad de preguntas que nunca van a obtener respuesta.
Me ha molestado sobremanera el hecho de imaginar que cualquier tio tenga derecho a hablarle a mis hijas de cómo satisfacer sus deseos sexuales sin tener en cuenta si estan preparadas para ello o el efecto que eso pueda causar en ellas.

¿No lo verán ellas como una invasión a su intimidad?


Me molesta sobremanera que los políticos se inmiscullan en la educación sexual de mis hijas, son asuntos que no les competen.

Me molesta sobremanera que los políticos recurran a la provocación con noticias como esta para desviar la atención de su ineptitud para solucionar los asuntos verdaderamente importantes, si este es el caso.

Me molestan sobremanera...los políticos.

.











dimarts, 25 d’agost de 2009

TIERRA TRAGAME -5-

¡Aquellos zapatos iban a ser míos! A los doce, mi vida dependía totalmente de que unos zapatos blancos fueran míos o no, era de vital importancia. Como siempre, sin encajar bien en los cánones impuestos, el 36 era justo y el 37 un poco holgado. Salí de la zapatería con el 37 en mis manos.
Era domingo, en el pueblo había pocas distracciones, a las 4:00h. futbol. Tarde de pantalones cortos y musculosas piernas dieciocho añeras de morenos futbolistas que nos harían soñar , ¿a quien le apetecía ir al cine?.
Comenzado ya el partido, no recuerdo porqué razón decidimos salir del campo, por lo que nos veíamos obligadas a pasar por detrás de la portería, justo enfrente de la puerta de salida. Justamente al acercarnos a la portería, algún despistado jugador, chutó tan fuerte que el balón salió fuera del campo, con tan mala fortuna, ¿Cómo no? Que fue a parar a mis pies. ¿Sería el por el brillo de mis zapatos nuevos? El guarda meta , sin salir del campo y dirigiéndose a mí, dijo: ¡Chutamela!
Tomé el balón en mis manos, era un momento importante, todo el público de la grada estaba pendiente de mí…tenia que lucirme! Tomé el balón en mi mano, me concentré bien, di dos pasos al frente y chuté con todas mis fuerzas. El balón salió disparado, un poco desviado a la derecha, con la fuerza de un obús. El portero corrió dispuesto a recuperar el balón, como buen profesional que era. De pronto, mientras corría, miró a la izquierda, y sin pensárselo, cambió el sentido de su marcha con la mirada perdida en un punto fijo en el aire, paró y lo recogió en una parada magistral.
Ante la ovación del público que se puso en pie, aplaudiendo el gesto del jugador, se dirigió a mí y me entregó amablemente el zapato perdido en el vacío y me dijo: “Toma cenicienta”
Ni siquiera le miré. Nunca sería mi príncipe. Empezamos con mal pie!!!

.

dimarts, 14 de juliol de 2009

OTRA DE "POLIS"

Al tomar la curva vi ante mí un coche de una patrulla de la guardia civil. La noche era oscura y con tantas curvas las posibilidades de adelantarle eran pocas. De repente el coche patrulla frenó inesperadamente con lo cual quedó más cerca de mí. Volvió a hacerlo en dos o tres ocasiones más, aflojé la marcha y me separé más de él. Volvió a frenar hasta volver a quedar más cerca de mí. Cuanto más aflojaba yo mi marcha, más lo hacían ellos. Conducíamos a un velocidad de 40Km./h. y pensé: Esta pareja…le ha estado dando al vinillo!.
Empezaba a ponerme nerviosa por su actitud cuando de pronto un camión nos adelantó a los dos a la vez ante una curva cerrada y sin visibilidad, me dije: ¡Vaya un puro que te va a caer! pero para mi sorpresa la poli no hizo nada y siguió tocándome las narices a mí.
Al poco, se encendió esa luz de color azul que tienen encima del coche y que ni siquiera sé como se llama y la verdad…tampoco es que me importe. Se encendió esa luz azul más o menos durante un minuto y volvieron a apagarla, pensé que tal vez querían que parara pero tampoco había lugar donde parar. Como siguieron sin más señales me dije: tranquila, no has hecho nada raro ,seguro que no va contigo.
Cuando estuve ya harta de tanta gilipollez, me decidí a adelantar. Aumenté la velocidad hasta 80Km/h. y….no os lo vais a creer, el coche de polis pegado tras de mí . Comencé a pensar que aquello era lo más parecido a una persecución que yo había sufrido.

Poco antes de llegar a la próxima población me adelantaron peligrosamente en medio de una curva, se volvieron a colocar ante mí y volvieron a ponerse a 40Km./h.
No tuve ninguna duda: ¡Aquel par de polis colocados iban a por mí!

Llegamos a la población y al entrar en ella, frenaron mucho y se colocaron al margen de la carretera y yo me coloqué paralelamente a ellos y los dos bajamos la ventanilla:

¿PERO ES QUE NO HA VISTO USTED QUE LE ESTAMOS HACIENDO SEÑALES PARA QUE PARE O QUE?
¿CREE QUE ES NORMAL QUE TENGAMOS QUE PERSEGUIRLA DURANTE TRES KM. PORQUE USTED SE HA DADO A LA FUGA?
-Siiiii, ya veia que afojaban la marcha pero…..dije tímidamente
ANDE, ANDE, APARQUE AHÍ DELANTE, HOMBRE!!!

Dios mio!! ¿me había dado a la fuga?
Visualicé en pocos segundos el juicio, la cárcel y todo tipo de escenas de terror,y…reaccioné con rapidez…”tocaba hacerse la tonta”.

-COMO SE ACERCA USTED TANTO AL VEHÍCULO QUE TIENE DELANTE EH?
-Pensé: Serán gilipollas …pues porque no paraban de desacelerar…igual querían que pusiera marcha atrás!!!!
-DOCUMENTACIÓN
-Le di la carpeta entera para que la buscara toda.
-QUE ME DA, QUE ME DA, BUSQUELA UD
-Vale pero es que yo…en esto de los papeles…me hago un liooooo….
-RECIBO DEL SEGURO
-Jodeeeer, tenia un montón de recibos pasados pero me faltaba el actual aunque sabia perfectamente que lo había pagado. UUUYYYYY!!!! Ya se lo que ha pasado.Me cambié el bolso de verano y se me debió quedar allí.
-¿El bolso de verano?, señora, estamos en octubre ¿es que no ha tenido tiempo de cambiarlo?- estaba ya más calmado- al verme tan “tontita” JEJE
-Lo siento es que estoy muy liada…
Se dirigió a su compañero que estaba un poco más apartado y oí que le decía: ¿la vas a multar?
Tengo que multarla.
¡Pobre!!
Pensé…salvada!!!!
Me hicieron salir del coche ...
-Mire yo tengo que multarla pero si usted presenta el recibo la multa le será retirada.
-Uy!! Gracias eh! Porque sé que está pagado. Ummmm y…para presentar el recibo…¿Dónde tengo que ir?
-¡Mire , sabe què! Que como nosotros podemos corroborar si está pagado lo confirmaremos y si es asi …ya no le pongo la multa!
-Uy!!!! Muchas grácias eh? Porque yo esto del papeleo…..
-Ala , venga, venga…y no se pegue tanto a los coches, mujer!!
-No , No, no se preocupe y…gracia de nuevo eh!
Pasé por “tonta” y no me multaron…si es que las tontas….siempre tienen suerte.



PD: Si se llegan a enterar que soy administrativa y trabajo todo el dia con papeles…no sé, no sé!! JEJEJE

.

divendres, 10 de juliol de 2009

ME SALTÉ EL CONTROL POLICIAL!!!!!!!!

Comenzó en el brazo izquierdo. Eran alrededor de las 8:00h de la tarde ,estaba disfrutando de un bello día de campo cerca del río .No era un dolor insoportable así que aguanté bien hasta que volví a casa. Con el pasar de las horas el dolor aumentaba. De pronto un dolor agudo, como una puñalada me atravesó el corazón. Esperé tratando de relajarme y me observé. Temía meterme en la cama .El dolor seguía aumentando y hacia las 3:00h. de la madrugada, lo ví claro…era un ataque al corazón. ¡Que podía ser sinó! (Hasta entonces nunca había tenido una contractura muscular).

Me acojoné ,no existe otra palabra que lo defina mejor.

Llamé al CAP ( centro de asistencia sanitaria ).Subí al coche y lo puse en marcha. Procuré conducir muy despacio… si me daba en el coche que al menos tuviera tiempo de frenar sin llevarme a ningún inocente por delante. Conduje tensa y nerviosa. El camino no acababa nunca. Fui pensando en como afectaría eso a mis personas queridas...
A unos 500m. antes de llegar a la población a la que me dirigía, pude divisar a lo lejos las luces de un control policial. ¡Dios mio! Que no sea un control de alcoholemia!!!!! .
No cabía ninguna duda, “Ahora me harán soplar hasta que mis pulmones se queden sin completamente vacíos de aire y mi pobre corazón no podrá soportarlo” Pensé: “Tranquila, explícales lo que ocurre serenamente…”

Llegué, bajé la ventanilla…”control de alcoholemia”

Histérica…esa es la palabra…

-ESTA BIEN, ES…ESTÁ BIEN…PE..PE…PERO RAPIDO EH! Porque tengo un ataque al corazón y me están esperando en el CAP para hacerme un electro!!!!!!

-El mosso que parecía novato se quedó más blanco que yo.

-VAMOS VAMOS DATE PRISA!!!! continué.

- Al oír el barullo se acercó su compañero: “¿quiere que avisemos a una ambulancia?”

-NOOOOOO!!!!!!! NO ME ESTAN ESCUCHANDO? TENGO UN ATAQUE AL CORAZÓN Y ME ESTAN ESPERANDO EN EL CAP PARA HACERME UN ELECTRO!!!!!

Nunca había visto a un mosso tan “acojonado””””

-Pase, pase….

Subí al coche y me fui. Me hicieron el electro…nada. Una contractura!!!!! Que ridículo!!!!

De regreso, volví a pasar por el control policial, el mosso me miró . Sé perfectamente lo que pensó:

“Mira… la del ataque al corazón!!!!!”

.

dijous, 9 de juliol de 2009

PREMIO



Cristina me ha dado un premio, creo que inmerecido, pero la verdad es que me ha hecho ilusión. Gracias Cristina!!!!!

Ignoraba que en lo que concierne a los premios había que seguir un protocolo pero en fin si hay que seguir normas…lo haré, aunque todavía no sé si voy a saltarme alguna….siempre he sido un poco rebelde.

La primera , hacer constar quien te ha concedido el premio y agradecérselo:
http://algoqueconntar.blogspot.com/

No soy muy buena con lo de los agradecimientos así que, te envío un beso y un abrazo, que va más con mi forma de ser.


-La segunda, siete rarezas que me caractericen:

Analizo demasiado…todo. Las palabras, los gestos, siempre busco el significado oculto de las cosas. (Agotador).

No soporto las puertas cerradas.

Llevo siempre un juego de destornilladores en el bolso.( de los mini, claro).

Cuando me levanto por la mañana siempre lo hago de buen humor, pero necesito un ratito de silencio, si me acribillan con comentarios …el buen humor, se va.

El equilibrio: subir las mismas escaleras con cada pie ,que los cuadros estén rectos…a veces procuro no pisar las juntas de los mosaicos del suelo (¡como en “peor imposible”) ummmm, este último me ha dado vergüenza confesarlo, :)

Siempre dibujo cuando hablo por teléfono.

Tengo sueños premonitorios e intuiciones que se cumplen. Me encantan las del tipo, “Cuidado! No corras tanto! Puedes cruzarte con los mossos en la siguiente curva” (Me han salvado de muchas multas)…¿envidia eh? ;). Pero las otras…no resultan tan agradables , a veces…



La tercera norma, es concederle el premio a siete blogs de los que sigo, esta es la que me voy a saltar, porque a parte de que no sabría bien a quien elegir, se que hay algunos de los que tengo como favoritos, a quienes no les gustan lo de los premios, otros que sigo pero en los que no he comentado nunca nada, ( por falta de tiempo), y el otro motivo es que creo que los premios como los regalos no tienen que concederse por obligación sino por que te salga del corazón hacerlo.
.

dimecres, 17 de juny de 2009

¡QUE SOLO ERA UN TROZO DE CHICLE...TONTO!

Empezaba a aburrirme en la macrodiscoteca… cada sábado era lo mismo. Aquel día , se me acercó un chico para hablar, me dí cuenta de su defecto enseguida…le faltaba un diente. Con las luces de la discoteca, el contraste del blanco de su dentadura con el negro del vacío, se hacía todavía más evidente. Estuve hablando toda la noche con él. Al acabar la sesión se ofreció para acompañarme a casa en su coche. Acepté. Conducía a una velocidad considerable por la población y al acercarnos a casa, se saltó un stop sin darme , apenas, tiempo a reaccionar . Pensé: “¡No me extraña que le falte un diente! Lo raro es que sólo le falte uno”.
Tal vez fué ese suceso, lo que a la semana siguiente inspiró mi descubrimiento de la mágica medicina que curaría nuestro aburrimiento por algunas semanas. Una de mis amigas solía comprar, antes de ir a la discoteca, unos chicles de regaliz, negros y buenísimos, se me ocurrió entonces, que tal vez, si nos tapábamos un diente con un trozo de aquel chicle, con las luces de la disco daría la sensación de que nos faltaba una pieza dental. Lo probamos y….sí, Sí , Sí!
Propuse un juego. Todas aceptaron y nos pusimos manos a la obra.

Entramos en la pista de baile y comenzamos a bailar , cada una de nosotras elegía a un chico de la pista , comenzábamos a mirarle hasta que conseguíamos llamar su atención…sonreíamos tímidamente, y ellos nos devolvían la sonrisa …al poco, se lanzaban y empezaban a caminar hacia nosotras… se acercaba el momento… cuando considerábamos que estaban suficientemente cerca, les regalábamos una ancha y dulce sonrisa asegurándonos de que pudieran apreciar el vacío dental que ocasionaba el trozo de chicle en nuestras, hasta ese momento, suculentas bocas…

Al acto, todos excepto uno, fingiendo un aire entre confuso y despistado y disimulando absurdamente, cambiaron su dirección, raudos y veloces como el viento, como quién se salva por los pelos de meterse en la boca del lobo. Todos, excepto uno , reaccionaron de la misma forma.

La excepción, que confirma la regla, no se molestó en disimular, simplemente, se partió de risa ante mí, ( porque ese me tocó a mí) , y me dije:

¡sólo este, vale la pena!

.

diumenge, 10 de maig de 2009

¡TIERRA TRAGAME! -4-

.
Era un día soleado del mes de mayo. Apetecía pasear. En la calle principal los bares habían dispuesto las mesas en sus respectivas aceras. Los turistas se sentaban en ellas para tomar algo y disfrutar del sol primaveral que doraba su piel y relajaba su mente. Se respiraba paz y sosiego.
Entré en uno de los bares a tomar un refresco, no había ni una sola mesa libre en las terrazas. Mientras esperaba en la barra a que me sirvieran, un señor , empezó a gritar muy alterado tras de mí:

-¡Sí, sí! ¡ Si lo encuentro lo mato! ¡ lo mato! ¡me debe mucho dinero, se fue sin pagar!

La señora del bar le llamó la atención:
-¡Vamos Pedro, cállate ya!
-¡No callo, no! ¡Que le voy a matar!¡Se llevó mi dinero!
La señora le calmó:
-Bueno hombre, pero de eso hace ya mucho tiempo, cálmate y no molestes a los clientes.
El señor se tranquilizó y le perdí de vista.
Salí del bar, iba caminando por delante de las terrazas, cosa que odio, pero a estas alturas no estoy yo para ir dando rodeos por no pasar por delante de la gente, de pronto volví a oir gritar al señor:

-¡Tú! ¡tú! ¡no te vayas! ¡devuélveme mi dinero!

Casi sin pensarlo, me giré:

-¡Sí, sí, tú! ¡ven aquí! ¿Qué te voy a matar!

¡Dios mío! ¿me lo decía a mí?
Seguí andando y el señor seguía gritando tras de mí. Todas las personas de las terrazas me miraban fijamente. ¡No podía ser! No había visto a aquel hombre en mi vida . Volví a girarme y el señor, sin quitarme la vista de encima, empezó a dar saltitos y a mover los brazos con los puños cerrados, incitándome a la lucha, como un boxeador en el ring, dispuesto a dejarme un ojo morado y la nariz rota:

-¡Vamos, vamos! ¡Ven aquí y pelea cobarde! Devuélveme mi dinero, vamos!

¡No podía creerlo, aquel tal Pedro, estaba como una puta regadera!
Recordé lo que la sabiduría tradicional dice al respecto: “Vale más que digan, ¡Aquí corrió un cobarde! que ¡Aquí murió un valiente!”.Aceleré el paso para llegar cuánto antes al coche, que estaba aparcado justo delante de la última terraza de la calle.

¡No corras no, cobarde, ladrón! volviendo a imitar los movimientos de kasius kley .

Basta que no guste llamar la atención, para que se produzcan todo tipo de situaciones inverosímiles que hacen que todas las miradas se claven en uno. ¡Como odio a ese tal Murphi!.
Todo el mundo me miraba con gesto acusador y aquella acera, parecía no acabarse jamás.

Ya casi estaba llegando al coche, cuando vi en una mesa cercana a él, a un señor mirándome inquisitivamente, acusándome con la expresión de sus ojos, frio, intimidador , como un lobo acechando a su presa..a punto de atacar. Con sus manos asidas a los brazos de la silla ,parecía dispuesto a levantarse en cualquier momento y retenerme a favor del loco que me perseguía.
¡Dios mío! La justícia acorralándome por delante y por detrás,…¿Qué ha pasado con la presunción de inocencia?

Al fín, llegué al coche, entré, con el rabo entre las piernas y cerré los seguros inmediatamente…respiré hondo y volví a mirar hacia la acera, el señor seguía gritando como un “loco” pero ahora ya no se dirigía a mí, sino al señor que había estado a punto de levantarse para detenerme, que con los ojos como platos y el rostro más pálido que drácula , en lugar de un lobo parecía ahora un corderito asustado.

No me quedé para ver el desenlace.
Puse el coche en marcha y salí de allí, con la cabeza bien alta. Durante un buen rato me reí mientras conducía, recordando el suceso y la cara de susto aquel pobre “lobo” ante mujeres, y “corderillo” ante orates. Me dije:

“ A veces la vida, nos paga con la misma moneda”

.

divendres, 8 de maig de 2009

¿HIPOCRITA O CALZONAZOS?

El primo de mi marido venía frecuentemente a cenar a casa con su mujer. Vivían lejos. En esas reuniones de los sábados por la noche ,él no dejaba de insistir en que fuéramos a pasar algún fin de semana a su casa, incluso un día nos dijo:

No os pienso dar el video de la boda , era él el encargado de filmar, hasta que vengáis a casa a pasar un finde. Era tanta su insistencia que pensamos que deberíamos ir algún día aunque sólo fuera por no despreciar su reiterada invitación. Aunque la verdad es que también nos apetecía. Nos caían bien . Llegó el día en que decidimos ir a visitarles, no sin antes avisar, así que quedamos en que yo llamaría para preguntarles si les iba bien que fuésemos el fin de semana siguiente . Llamé:

- Mira, que habíamos pensado llegarnos el próximo fin de semana a visitaros, ¿os iría bien?

- No.

- Bueno, ¿y el próximo?

- Tampoco.

- Me quedé sin palabras, cosa rara, pero cuando me corto , me corto. No lo entendía , comencé a sentirme como una intrusa que abusaba de la hospitalidad de alguien, pero continué, al fin y al cabo ,eran ellos los que siempre insistían:

- ¿Cuando?

- Es que no nos va bien.

- Vale. Adiós.

¡Que cabreo! ¿Cómo se puede ser tan desagradable, hipócrita, borde etc.etc?
Ni que decir tiene que a casa no volvieron más. Al cabo de unos días la madre de él me dijo:
-Mi hijo , me ha dado esto para vosotros, es el video de la boda.
-Ah! Dale las gracias.
-Oye! Ya sabéis que si queréis venir a casa a pasar unos días podéis hacerlo cuando queráis eh?
-Si, si , ya lo sabemos …gracias.
Quiso paliar el desprecio de su nuera, supongo.

El tiempo pasó, la volví a ver alguna vez queriéndome dar conversación, siempre fui escueta y contesté por educación. Y después ya no volví a coincidir con ella.

Estaba en un entierro, no hace mucho, al salir de la iglesia, di el pésame a los familiares más cercanos y me disponía a irme cuando alguien me llamó:

-¡ Amanda!
Me acerqué a la mujer, la miré…ummm…suelen pasarme estas cosas, me suenan las caras pero no sé de qué.
-Disculpa, sé que te conozco, pero ahora mismo…no caigo.
Le cambió la cara, le cayó la mandíbula, se quedó pálida y con gesto altivo e indignado, replicó:

-Soy tu prima eh!
-Ahhhh!!!!! Me partí de risa ante sus propias narices y la sorpresa de sus amigas “pijas” que la acompañaban y respondí:
- Perdona, no te había conocido…has cambiado mucho,( fue guapa algún día,jeje)…bueno tengo un poco de prisa, que vaya bien!
Y me fui.

Nadie sabe cómo me alegré aquel día , de ser tan despistada!!!

.

dimecres, 6 de maig de 2009

TIERRA TRAGAME!! -3-

En el pueblo nos conocíamos todos. Era un pueblo pequeño pero disponíamos de un pub donde poder ir a tomar algo y a pasar un buen rato con los amigos. El pub lo llevaba un matrimonio que rondaba la treintena, a pesar de ello, lograron integrarse en el círculo más joven del pueblo por su simpatía y su discreción. Tuvieron un hijo. En el pueblo no se hablaba de otra cosa, ya sabeis como es esto del mundo rural, todo el mundo con la misma cantinela:

¿Has visto ya al niño de los del pub? ¡Es igualito a su padre!

No había manera , no lograba coincidir con ellos y la verdad es que de tanto oir hablar de lo mismo ya tenía yo ganas de ver con mis propios ojos la famosa clonación. Es más…me moría de ganas. (Quería evitar revelar mi condición de “pueblerina cotilla y curiosona” pero ,en fin, ya está dicho, ahí queda para la posteridad).

¡Al fín, llegó el día! ¡Dios! Como odio mi impulsividad , a veces, pues bién, salía yo de una tienda y, allí estaban, en la acera de enfrente, la madre, una amiga suya y el cochecito del bebé.

¡A ver! ¡A ver! al fin voy a conocer a tu hijo, dije,mientras ya le estaba mirando, (ese, era el momento en que debí callar) y continué:

¡Uy! ¡Pues es verdad, es igualito a tu marido!

Me miraron las dos con cara de pez , aunque la que se quedó con cara de besugo…esa fui yo, cuando la chica del bar me respondió:

No, no, si este no es mí hijo, es el suyo.

¡¡¡¡SOCORROOOOOOOOOOOOO!!!! ¡¡¡¡QUE VERGÜEEEEENZA!!!!!!!!!!!!!

Quise morirme en ese mismo instante, porqué realmente no fue hipocresía, sugestión tal vez, pero no hipocresía porqué ¡Os juro! ¡Os juro! Y os vuelvo a jurar por todo lo jurable de este mundo, que aquel día, vi a aquel niño igual que su padre, que…en realidad , no era su padre…¿ O, sí?

PD: En cualquier caso metí la pata!

.

dijous, 30 d’abril de 2009

EXTRAÑA PREGUNTA...

Nos dirigíamos a Barcelona, mi amiga y yo. Como el camino es largo, decidimos parar un momento en un bar que estaba a medio camino, más o menos. Entramos y pedimos una bebida cada una. Fui al servicio. Al entrar en el lavabo de señoras, vi que dos chicas de la limpieza estaban acabando de fregar el suelo, nos miramos y me sugirieron que utilizara el lavabo de minusválidos. Así lo hice. Entré , pero… ya no salí. La puerta no se abría. Unas vueltas a la derecha, unas vueltas a la izquierda, nada. El pestillo no se abría. ¿Qué podía hacer? Cogí el móvil de mi bolso y llamé a mi amiga que estaba fuera tomándose su bebida:

-“Avisa al camarero y dile que me he quedado encerrada en el baño”
JA JA JA, rió. ¡Que raro! dijo.
No entendí muy bien aquella reacción…

Casi al momento , llamaron a la puerta:
-¿Oiga? Qué le pasa?
-Me he quedado encerrada y no puedo abrir la puerta.

Después de seguir las instrucciones de aquel señor y probar de nuevo todo lo que yo ya había probado antes, el señor, preguntó:

-Y ¿Porqué ha entrado usted en el lavabo de minusválidos, señora?
- Porqué me lo han dicho las chicas de la limpieza.
-¿Qué chicas de la limpieza?
-Las chicas que estaban acabando de limpiar el lavabo de las señoras.
-Y…¿Porqué le han dicho que entre aquí?
-Pues , no lo sé, supongo que porque estaban acabando de limpiar el suelo.
-Y…¿Cómo ha abierto usted la puerta?

Me pareció absurdo explicarle a aquel señor todo el procedimiento necesario para abrir una puerta, así que contesté:

-La he abierto sin ninguna dificultad.
-Es que no entiendo como ha podido abrir la puerta porqué estaba cerrada y no se podía abrir.
-Pues no lo sé, pero la puerta se ha abierto normalmente.
-¡Que extraño!

Enseguida me di cuenta de que aquel señor y yo no nos íbamos a entender,…yo, preocupada por la forma de salir y él…preocupado por la forma de entrar.
Empezaba a ponerme nerviosa. Entonces el señor le puso la guinda al interrogatorio, formulándome la pregunta más extraña, absurda y estúpida que me han hecho jamás:

-Pero…¿Está usted segura de que ha podido entrar?

Me dieron ganas de decirle:
-No, señor, ya estaba aquí cuando construyeron el edificio, pero me contuve y simplemente respondí:

-A usted, ¿qué le parece?

PD: Todavía hoy me pregunto qué narices quiso decir aquel señor con esa pregunta y sólo se me ocurre pensar, que creyera que yo había forzado la cerradura o algo parecido, lo cual, tratándose de un WC, me resulta todavía más absurdo que la pregunta en sí.

.

dijous, 23 d’abril de 2009

"SANT JORDI"

.
Hoy es Sant Jordi (San Jorge). Un día importante en Catalunya. En lugar de San Valentín, aquí el día de los enamorados es hoy. Cuenta la leyenda que este santo luchó contra un dragón para salvar a la princesa. Desde entonces ,según la tradición, todos los enamorados regalan , en este día, una rosa a su princesa y ellas, un libro a sus respectivos héroes. Recuerdo que en una ocasión, mi novio tuvo que ir, precisamente en esta fecha, a trabajar a Barcelona. Estuvo todo el día allí y quedamos en vernos por la noche. Yo tuve un día muy apretado y me volví loca intentado encontrar un momento para ir a comprar el libro, como manda la tradición. Después de mucho buscar y buscar, elegí un libro de Mortadelo y Filemón, que conste que a mí, jamás se me hubiera ocurrido regalar un libro tan poco romántico, pero era lo único que le gustaba leer a él.
Al llegar la noche, se lo entregué con toda la ilusión del mundo y me quedé esperando la rosa:

“Lo siento cariño, no he tenido tiempo”

¿Qué? ¿Qué no había tenido tiempo?...no dije nada, pero al llevarme a casa en el coche, no pude más y le expresé mi disgusto. Paró el coche repentinamente en el lateral de la carretera y bajó con el coraje de un guerrero dispuesto a librar una gran batalla en defensa de su amada princesa, internándose en el prado colindante. Volvió victorioso con un ramo de amapolas “espachurradas” que caían sobre su mano, como cuando vas a servirte algún postre cubierto de nata y decorado con cerezas por encima, clavas la cuchara en donde hay más cerezas y al levantarla resbalan todas hacia abajo y te quedas solo con la nata. Cogí como pude el ramo de mustias amapolas, que me dejaron las manos pringosas y el corazón herido, mientras me decía:

“Bueno, no he matado un dragón, pero ¡Mira! Me he puesto los pantalones perdidos.

Entonces me di cuenta:

“El romanticismo masculino, siempre está relacionado con los pantalones”

.

dilluns, 20 d’abril de 2009

TIERRA TRAGAME -2-

Sucedió en Euskadi...no recuerdo la ciudad, hace ya muchos años. Estaba de vacaciones con mi pareja. Soy mujer de pantalones pero ese día, no se porque, me apeteció vestirme con mi minifalda.Estuvimos toda la mañana de aquí para allá y se nos hizo tarde para comer, todos los restaurantes nos recibían con el mismo saludo: "lleno". Creo que los recorrimos todos. Hambrientos pero felices fuimos a probar suerte al último que nos habían recomendado. Caminábamos inmersos en nuestro románticismo juvenil por una calle ancha. Frente a nosotros se divisaba una plaza donde vimos, perpendicularmente al sentido de nuestra marcha, una gran cola de gente que esperaba para entrar al restaurante. Suspiramos y decidimos añadirnos a ella.
Esperaríamos. Mi pareja me pasó el brazo alrededor del cuello y dirigió mi barbilla hacia él para besarme pero al acercar sus labios a los mios...sucedió!:
Yo, ya no estaba... Se quedó abrazando al aire y haciendo "morritos" al vacío.
Y... ¿Donde estaba yo? En ese lugar donde la gravedad ya no puede arrastrarte más abajo.Sí.
Tirada en el suelo después del resbalón, con las piernas desafiando la teoría de newton frente a la multitud que esperaba aburrida, a entrar al restaurante. ¡Dios! creo que nunca más se me ha vuelto a ocurrir usar ropa interior de color rojo!
Me levanté , no había ni una sola persona con la columna recta en la cola. Todos partiéndose de risa descaradamente frente a mí. Me levanté , con la autoestima por los suelos y el orgullo herido, eso sí, muy digna yo, alcé la barbilla y mirando a mi pareja, dije:
"Pues a mí...no me acaba de convencer este restaurante..."

.

dimarts, 14 d’abril de 2009

DEBÍ QUEDARME EN CASA....

.
Disponía de un par de horas libres. Solo me apetecía relajarme un poco leyendo un buen libro. Hacía mucho calor. Decidí ir a la terraza de un bar que conocía que tenia las mesas bajo unos árboles que regalaban su sombra a los transeúntes agobiados por el calor de aquel agosto insoportable. Pedí una bebida y me senté a leer plácidamente. No creo que hubieran pasado más de cinco minutos, cuando una conocida se acercó a mí y me preguntó:
-¿Qué haces aquí tan sola?
-Me lo vi venir y respondí: He venido a relajarme un poquito y a disfrutar de la lectura .
Pidió su bebida, se sentó en mi mesa y empezó a darme conversación. Creo que debió pensar “ Pobrecilla! tener que aburrirse enormemente leyendo un libro, en lugar de disfrutar de una buena conversación” …y se sacrificó por mí. Cerré el libro y escuché.
Al rato fueron llegando otras amigas suyas y fueron ocupando las sillas que había libres en mi mesa. No tenía ganas de hablar , así que simplemente escuchaba. Me levanté un momento para ir a ese lugar al que vamos todos y cuando volví una recién llegada había ocupado mi silla. Podría haberme quejado, pero la verdad es que me vino de perlas, pensé: “Por fin!!”. Cogí mi coca cola y mi libro y me senté a leer en la mesa contigüa.
Acababa de reabrir mi libro cuando oí:
-¡Uy! ¡No no no! ¡Eso no puede ser! ¡Encima que has sido la primera en ocupar la mesa, ahora tienes que irte.!
-No importa, dije, estoy bien aquí.
-¡De ninguna manera , ahora mismo te vuelves con nosotras!
Cogió una silla de otra mesa y me hizo sitio en la suya.
A veces me pregunto… ¿Cuántas horas de mi vida he perdido haciendo lo que los demás esperan que haga?

Volví a cerrar mi libro y pensé: “ debí quedarme en casa”

.

dimecres, 8 d’abril de 2009

¡TIERRA TRAGAME! -1-

Ya no me silban los camioneros. Tal vez pueda dar la sensación de que lo digo con cierta nostalgia. Nada más lejos de la realidad. Nunca me gustó que me silbaran o que me piropearan por la calle, ni los camioneros, ni los albañiles, ni siquiera los chicos de mi edad. Odiaba llamar la atención, ¿La responsable? La timidez o …la inseguridad, llámese como más guste, y quizás también un cierto grado de “gafe” que favorecía o provocaba situaciones ridículas , meteduras de pata , etc.

Recuerdo que en una ocasión, iba caminando tranquilamente por la calle, cuando un grupo de chicos, que paseaba por la otra acera , empezó a piropearme exageradamente, ¡Ya estamos!, pensé. Una incómoda sensación de calor comenzó a trepar hacia mis mejillas y el nerviosismo y las ganas de largarme cuanto antes de allí hicieron que acelerara cada vez más mi paso, al tiempo que el grupo de “alocados admiradores” aceleraba más el suyo. Las personas que se cruzaban conmigo por mi acera , sobre todo las mujeres, me miraban y sonreían, ¡maldita la gracia que me hacía a mí!. Cuando la situación se me hizo lo suficientemente insoportable, hice acopio de valor, y haciendo un esfuerzo enorme por superar mi timidez, me giré y dije:

“¿Os vais a callar de una vez?”

En ese preciso momento, algo contundente me golpeó en la cabeza sin compasión. Sin saber muy bien qué había pasado intenté serenarme, y entre la confusión y el aturdimiento únicamente podía pensar una cosa:

“¡Quien será el PUTO CAPULLO que decidió instalar una farola precisamente aquí!”

Los chicos, dejaron de piropearme y pasaron directamente a reírse a carcajada limpia, mientras yo me moría de vergüenza.

Ese día aprendí algo muy importante:

“Las farolas deberían instalarse, siempre, en las fachadas de los edificios”

.

diumenge, 5 d’abril de 2009

¡CUIDADO CON LOS CHINOS!

No sé si se puede decir que me guste la comida china...lo que verdaderamente me gusta es el pollo con salsa picante, así que siempre que voy a un restaurante chino pido el mismo menú:

“Arroz tres delicias y pollo kung poo”

Hacía bastante tiempo que no iba a comer a uno de esos restaurantes, hasta que hace unos dias, decidimos volver. Me senté tranquilamente en la mesa y mientras leía la carta pensé: “Siempre pido lo mismo...hoy voy a cambiar de menú”

así que empecé a buscar un plato que me apeteciera y ví:

“Tortitas chinas con huevo y jamón”

No sé muy bién porqué, me imaginé una especie de tartaletas de hojaldre con huevos de codorniz y jamón o algo similar. Me pareció bién .

“Tortitas chinas con huevo y jamón y pollo kung poo” al pollo no quise renunciar.

Al cabo de poco rato, el camarero se acercó para servirnos los platos, y todas las miradas se clavaron en mí. Sorprendida por la expresión burlona de mis acompañantes, miré al camarero y me aparté para que me sirviera. Intenté disimular y darle las grácias con naturalidad, mientras veía en el centro de mi plato una gran tortilla a la francesa con trozos de jamón dentro. ¿Tortita china? ¡No podía creerlo! siempre había pensado que la tortilla a la francesa procedía de Fráncia. Recordé que en una ocasión alguien me dijo que la ensaladilla rusa no era originária de Rusia y que en Cuba no conocian el arroz a la cubana.¿ Ocurriría lo mismo con la tortilla?...

Mientras intentaba asimilar que la “tortilla a la francesa” era en realidad “tortilla a la china” llegamos al postre, volvimos a pedir la carta y entre los postres que se ofrecian ví, para mi sorpresa, uno que me llamó la atención:

“Capu chino”

¿Capu chino? No salía de mi asombro.¿Sería el “capu” un postre típico de ese país? ...Pregunté al camarero:

“No es un postle, es un café con nata. Puede sel también con leche”

¡Un capuchino! ...No sé que pensaría un italiano de tan hábil hurto, pero ahora estaba segura, la tortilla a la francesa seguía siendo francesa y el capuchino italiano. Recordé entonces que ya hace años los chinos nos robaron un barrio en cada ciudad, por suerte , eran los de peor reputación, pero aún así, eran nuestros y no tenían ningún derecho a robarlos. Me dije:

¡Cuidado con los chinos!


.