dilluns, 20 d’abril de 2009

TIERRA TRAGAME -2-

Sucedió en Euskadi...no recuerdo la ciudad, hace ya muchos años. Estaba de vacaciones con mi pareja. Soy mujer de pantalones pero ese día, no se porque, me apeteció vestirme con mi minifalda.Estuvimos toda la mañana de aquí para allá y se nos hizo tarde para comer, todos los restaurantes nos recibían con el mismo saludo: "lleno". Creo que los recorrimos todos. Hambrientos pero felices fuimos a probar suerte al último que nos habían recomendado. Caminábamos inmersos en nuestro románticismo juvenil por una calle ancha. Frente a nosotros se divisaba una plaza donde vimos, perpendicularmente al sentido de nuestra marcha, una gran cola de gente que esperaba para entrar al restaurante. Suspiramos y decidimos añadirnos a ella.
Esperaríamos. Mi pareja me pasó el brazo alrededor del cuello y dirigió mi barbilla hacia él para besarme pero al acercar sus labios a los mios...sucedió!:
Yo, ya no estaba... Se quedó abrazando al aire y haciendo "morritos" al vacío.
Y... ¿Donde estaba yo? En ese lugar donde la gravedad ya no puede arrastrarte más abajo.Sí.
Tirada en el suelo después del resbalón, con las piernas desafiando la teoría de newton frente a la multitud que esperaba aburrida, a entrar al restaurante. ¡Dios! creo que nunca más se me ha vuelto a ocurrir usar ropa interior de color rojo!
Me levanté , no había ni una sola persona con la columna recta en la cola. Todos partiéndose de risa descaradamente frente a mí. Me levanté , con la autoestima por los suelos y el orgullo herido, eso sí, muy digna yo, alcé la barbilla y mirando a mi pareja, dije:
"Pues a mí...no me acaba de convencer este restaurante..."

.

3 comentaris:

Kris ha dit...

jajajajajajajajajajajajajaja, yo no me hubiera reido en tu cara.
Esteee... el restaurante no podría haber soportado tanto glamour :D
Un besito.
Por cierto, ¿como te caiste? :(
Yo suelo patinar mucho...que no sé que es peor, si caerte, o patinar y acabar haciendo equilibrios y que la gente te mire con cara rara :)

desahogandome ha dit...

Una auténtica peno no haber estado en la cola (no soy de los que se ríe; extraña excepción: salvo cuando el porrazo me lo doy yo, entonces me parto).

Insisto, una pena...
no me pillaba tan lejos.

besos

p.d: algo extraño tienen las farolas que atraen bastante, normalmente siempre cuando hay gente delante... Al menos, después de la vergúenza, uno puede reirse la mar de bien con ello. Como en este blog... jejeje... que la mar de divertido.

Volveré

besos

Amanda ha dit...

Kris:JAJAJA muy bueno lo del glamour!
Verás, en el momento en que mi pareja iba a besarme puse el pie izquierdo en un bordillo de la acera, de esos en diagonal,adaptados para las sillas de ruedas y aunque lo más lógico sería haber caido de lado o hacia delante,porque seguíamos caminando, no fué así, creo que ese día todo el universo se puso contra mí, jajaja
Ah!!! también suelo patinar jajaja patosa que es una!
Un beso

Desahogándome:JAJAJA Vaya mala idea que tienes!!! Me alegro de que no estuvieras en esa cola,imagínate ahora la vergüenza que pasaría al ver tu comentario:
"Estuve allí" JAJAJA
¡Seguro que me muero del chasco!
Ah!!!! ¿pero no soy la única que choca con las farolas? ¡No me digas que a tí también te ha pasado! Lástima no haber estado allí para verlo!!! JAJAJA

Un beso ;)