dijous, 23 d’abril de 2009

"SANT JORDI"

.
Hoy es Sant Jordi (San Jorge). Un día importante en Catalunya. En lugar de San Valentín, aquí el día de los enamorados es hoy. Cuenta la leyenda que este santo luchó contra un dragón para salvar a la princesa. Desde entonces ,según la tradición, todos los enamorados regalan , en este día, una rosa a su princesa y ellas, un libro a sus respectivos héroes. Recuerdo que en una ocasión, mi novio tuvo que ir, precisamente en esta fecha, a trabajar a Barcelona. Estuvo todo el día allí y quedamos en vernos por la noche. Yo tuve un día muy apretado y me volví loca intentado encontrar un momento para ir a comprar el libro, como manda la tradición. Después de mucho buscar y buscar, elegí un libro de Mortadelo y Filemón, que conste que a mí, jamás se me hubiera ocurrido regalar un libro tan poco romántico, pero era lo único que le gustaba leer a él.
Al llegar la noche, se lo entregué con toda la ilusión del mundo y me quedé esperando la rosa:

“Lo siento cariño, no he tenido tiempo”

¿Qué? ¿Qué no había tenido tiempo?...no dije nada, pero al llevarme a casa en el coche, no pude más y le expresé mi disgusto. Paró el coche repentinamente en el lateral de la carretera y bajó con el coraje de un guerrero dispuesto a librar una gran batalla en defensa de su amada princesa, internándose en el prado colindante. Volvió victorioso con un ramo de amapolas “espachurradas” que caían sobre su mano, como cuando vas a servirte algún postre cubierto de nata y decorado con cerezas por encima, clavas la cuchara en donde hay más cerezas y al levantarla resbalan todas hacia abajo y te quedas solo con la nata. Cogí como pude el ramo de mustias amapolas, que me dejaron las manos pringosas y el corazón herido, mientras me decía:

“Bueno, no he matado un dragón, pero ¡Mira! Me he puesto los pantalones perdidos.

Entonces me di cuenta:

“El romanticismo masculino, siempre está relacionado con los pantalones”

.

2 comentaris:

Metztli ha dit...

Y encima le tuviste que lavar los pantalones, jajaja, le darías con el libro en la cabeza no????? porque eso es lo que se merecía por olvidarse, aunque bueno, un ramito de amapolas mustias tampoco esta mal, la intención es lo que cuenta no??? o al menos eso dicen :P

Feliz día...espero que hoy si hayas tenido tu rosa.

Besitos.

Amanda ha dit...

Metztli: JAJAJA pues no...la verdad es que no se me ocurrió darle con el libro en la cabeza...LÁSTIMA! JAJAJA Pero tampoco le lavé los pantalones, jeje, eso, lo hizo su madre, supongo.
En cuanto a lo del ramito...es como lo de las cerezas, clava la cuchara en donde solo haya una y no se te caerá...vale más ir a por una y asegurarte el tiro,no?Hubiera preferido la rosa, la verdad, las amapolas llegaron a casa y se fueron directamente a la basura, JAJAJA. ¡Él, nunca lo supo!
después de su "heroicidad" no iba a darle ese disgusto, no?
Un besote, bonita
Por cierto, ¿no podrías haber elegido un nombre un poco más complicado, me las he visto negras para escribirlo? :)